Envision

pazyesperanza

Le elección de la lectura

LA ELECCIÓN DE LA LECTURA

LA EDUCACIÓN no es sino una preparación de las facultades físicas, intelectuales y espirituales para la mejor ejecución de todos los deberes de la vida. El poder de, resistencia y la fuerza y actividad del cerebro disminuyen o aumentan por el empleo que se les da. La mente debiera disciplinarse de modo que se desarrollen simétricamente todas sus facultades.

Muchos jóvenes están ansiosos de leer libros. Desean leer todo lo que llega a sus manos. Tengan cuidado tanto de lo que leen como de lo que oyen. Se me ha indicado que la lectura impropia los pone en peligro de ser corrompidos. Satanás tiene mil modos de perturbar la mente de los jóvenes. Ni por un momento pueden dejar de estar en guardia. Deben vigilar sus mentes para no ser seducidos por las tentaciones del enemigo.

INFLUENCIA DE LA LECTURA MALSANA

Satanás sabe que la mente es afectada en extenso grado por lo que la alimenta. Trata de inducir a los jóvenes y adultos a leer libros de cuentos, novelas y otras publicaciones. Los lectores de semejante literatura llegan a ser inaptos para cumplir los deberes que tienen delante. Viven una vida irreal y no tienen deseo de escudriñar las Escrituras, de alimentarse del maná celestial. La mente que necesita ser fortalecida, se debilita y pierde su poder para estudiar las grandes verdades referentes a la misión y obra de Cristo, verdades 270 que fortalecen la mente, despiertan la imaginación y encienden un deseo fuerte, ferviente, de vencer como Cristo venció.

ENEMIGOS DE LA ESPIRITUALIDAD

Si se pudiese destruir una buena parte de los libros publicados, se detendría una plaga que está haciendo una obra temible en la mente y el corazón. Las historias de amor, las novelas frívolas y excitantes, y hasta esa clase de libros llamados novelas religiosas, libros en los cuales el autor añade una lección moral a la historia, son una maldición para los lectores. Los sentimientos religiosos pueden estar entretejidos a través de toda una novela, pero, en la mayoría de los casos, Satanás se halla vestido con ropas de ángel, para engañar y seducir con más éxito. Nadie está tan confirmado en los principios rectos y se halla tan seguro contra la tentación, que pueda leer estas historias sin correr peligro.

Los lectores de novelas fomentan un mal que destruye la espiritualidad y eclipsa la belleza de la página sagrada. La novela crea una excitación malsana, enardece la imaginación, incapacita la mente para ser útil, separa al alma de la oración y la descalifica para cualquier práctica espiritual.

Dios ha dotado a muchos de nuestros jóvenes de aptitudes superiores, pero con demasiada frecuencia ellos, por la imprudente elección de su lectura, han enervado sus facultades y debilitado sus mentes de modo que durante años no han crecido en gracia o en el conocimiento de las razones de nuestra fe. Los que esperan la pronta venida del Señor, los que aguardan ese maravilloso cambio en que "esto corruptible" será "vestido de incorrupción","vestido de incorrupción",1 Cor. 15:54. deberían colocarse en un plano más elevado de acción en este tiempo de gracia. 271 (Nota: 1 Cor. 15:54.*)

Mis queridos jóvenes amigos, examinad vuestra propia experiencia en lo que se refiere a la influencia de las historias excitantes. ¿Podéis, después de una lectura tal, abrir la Biblia y leer con interés las palabras de vida? ¿No encontráis falto de interés el Libro de Dios? El encanto de esa historia de amor, envuelve la mente, destruyendo su tono sano e impidiéndoos fijar la atención en las verdades importantes, solemnes, que conciernen a vuestro bienestar eterno. Desechad resueltamente toda lectura despreciable. No fortalecerá vuestra espiritualidad, sino antes introducirá en la mente sentimientos que pervertirán la imaginación, haciéndoos pensar menos en Jesús y espaciaros menos en sus preciosas lecciones. Mantened la mente libre de todo lo que la haga ir en dirección errónea. No la abruméis de historias despreciables que no imparten fuerza a las facultades mentales. Los pensamientos son del mismo carácter que el alimento dado a la mente.

EL LIBRO DE LOS LIBROS

La naturaleza de la experiencia religiosa de una persona se revela por el carácter de los libros que escoge para leer en los momentos desocupados. Para tener un estado mental sano y principios religiosos firmes, los jóvenes deben vivir en comunión con Dios mediante su Palabra. Al señalar el camino de la salvación por medio de Cristo, la Biblia es nuestro guía hacia una vida más elevada y mejor. Contiene la historia y las biografías más interesantes e instructivas que se hayan escrito. Los que no han pervertido su imaginación con la lectura de novelas, hallarán que la Biblia es el más interesante de los libros.

La Biblia es el libro de los libros. Si amáis la Palabra de Dios, escudriñándole cada vez que tenéis oportunidad, para llegar a poseer sus ricos tesoros y estar enteramente instruidos para toda buena obra, podéis estar seguros de que Jesús os está atrayendo a sí mismo. Pero no basta leer las Escrituras de un modo casual, sin tratar de comprender la lección de Cristo para poder responder a sus requerimientos. Hay en la Palabra de Dios tesoros que sólo se pueden descubrir cavando muy hondo en la mina de la verdad.

La mente carnal rechaza la verdad; pero el alma convertida experimenta un cambio maravilloso. El libro que antes no atraía porque revelaba verdades que dan testimonio contra el pecador, llega a ser ahora el alimento del alma, el gozo y consuelo de la vida. El Sol de justicia ilumina las páginas sagradas y el Espíritu Santo habla al alma a través de ellas. . .

Vuelvan su atención a la segura palabra profética todos los que han cultivado la afición por la lectura frívola. Tomad vuestras Biblias y empezad a estudiar con renovado interés las sagradas crónicas del Antiguo y del Nuevo Testamento. Cuanto más frecuente y diligentemente estudiéis la Biblia, más hermosa os parecerá y menos os deleitará la lectura frívola. Ligad el precioso volumen a vuestro corazón. Será para vosotros un amigo y un guía ( Youth's Instructor , octubre 9, 1902).

Mucha gracias 77842 visitantes (114184 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=