Envision

pazyesperanza

Lo que ha hecho por ti

Lo que Jesús ha hecho y  puede hacer por ti




Yo tuve el privilegio de crecer en una casa de pastor. Desde pequeño participé en cultos matutinos con mis padres, asistía a la iglesia cada sábado, a reuniones de oración los miércoles de noche y todo lo que involucra la experiencia religiosa. Pero yo crecí con la idea de que sería salvo por las enseñanzas que estudié y aprendí como niño. Poco entendía que mi salvación no dependía tanto de cuánto yo sabía de la Biblia, sino de QUIÉN había conocido en sus páginas. Yo tenía un conocimiento teórico, pero no había establecido una relación con la persona de Jesús.

Por eso, en el relato de Hechos 9:1-6, la historia del encuentro entre Saulo y Jesús camino a Damasco, en el que Saulo fue detenido por una gran luz, su primera pregunta fue: “¿Quién eres Señor?” Una vez que Saulo recibió la respuesta de que se trataba de Jesús, a quien él perseguía, hizo otra pregunta: “¿Qué quieres que haga?” Es sumamente importante conocer primero al QUIÉN, antes que el QUÉ en nuestra experiencia espiritual. Esto es lo que a mí me faltaba. Yo sabía el QUÉ, pero en realidad no estaba familiarizado con el QUIÉN.

Desde mi niñez y durante mis años de adolescente, sentí que Dios me estaba llamando al ministerio pastoral. Llegó el día cuando me preparé para ir a la universidad, pero todavía albergaba la idea de que mi salvación dependía de cuánto conocía de las Escrituras y no del tipo de relación que yo había establecido con Jesucristo.

Asistí a una institución cristiana en el norte de California, y allí comencé a estudiar y a prepararme para ser un ministro. Mientras estuve allí, gracias a las clases y a los sermones que escuché, comencé a entender que lo yo necesitaba para mi salvación era conocer personalmente a Jesús. A lo largo de los años, yo había aceptado y entendido las enseñanzas y doctrinas de la iglesia, pero nunca había aceptado al Autor de estas enseñanzas y doctrinas: Jesucristo.

Todavía lo recuerdo. Sucedió una tarde durante una caminata. Yo quería pasar algún tiempo solo y salí a caminar en el bosque detrás de nuestro edificio de dormitorios. Mientras caminaba y meditaba solo entre los árboles, no oí una voz ni tuve una visión. No tuve un sueño, pero sentí que debía entregar mi vida al Señor. Supe que él tenía un plan para mí. Le pedí que perdonara mis pecados y perdonara mi comprensión superficial de lo que era una relación con él. En ese momento me entregué a él, y le pedí que fuera el Señor, Salvador y Dueño de mi vida.

Desde el momento en que entregué mi vida al Señor, he sentido paz, alegría y felicidad. Por supuesto que ha habido altos y bajos en mi experiencia espiritual, pero ahora tengo una relación con Jesús y dependo de ella. Sé que pase lo que pase en mi vida, tengo un Amigo que siempre está conmigo para consolarme y perdonar mis pecados. Vea usted, por medio del apóstol Juan, mi amigo Jesucristo me dice: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Apreciado amigo, podemos entender y conocer todas las enseñanzas de la Biblia, pero estas por sí solas no salvan a nadie. Somos salvados por la sangre que Jesús derramó por cada uno de nosotros en el Calvario. Cuando hemos entablado una relación permanente de amor con Jesucristo, las enseñanzas y las doctrinas de la Biblia llegan a ser más que un conocimiento teórico. Llegan a ser una explicación de lo que Jesús desea y espera de nosotros, a medida que crecemos en nuestra relación espiritual con él.

Esto es lo que Jesús ha hecho por mí. Ha traído mucha satisfacción y paz a mi vida. Por esto me encanta compartir el testimonio de la relación de amor que tengo con Jesús con toda persona que encuentro. Porque a través de esta relación de amor con él, nos hemos convertido en mejores amigos. Usted también puede tener esta experiencia.



Ernesto Castillo
El autor es director de Ministerios Multilingües de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Norteamérica.
Tomado de revista el Centinela. marzo 2013


 

Mucha gracias 77267 visitantes (113250 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=